Before You Applyarrow down Begin the Processarrow down Graduate Programs arrow down Programas de Postgradoarrow down

Diplomas de Estudios Avanzados en Derecho

¿Qué es J.S.D., S.J.D. o D.C.L.?

Ya ha conseguido su título de Maestría en Derecho (LL.M.) y desea continuar sus estudios en derecho, Entonces ¿cuál es el siguiente paso que debe tomar? El paso lógico a seguir para aquellos estudiantes que planean seguir una carrera académica u otro tipo de trabajo enfocado en la erudición jurídica, puede ser el de solicitar el ingreso a un programa de doctorado.

Por lo general, los títulos de doctorado basados en la investigación y el campo académico se dividen en cuatro categorías: Doctor en Jurisprudencia (J.S.D.); Doctor en Ciencias Jurídicas (J.S.D.); Doctor en Derecho Comparativo (D.C.L.); y Doctor en Filosofía (Ph.D.). Según la Asociación del Colegio de Abogados, aproximadamente 20 facultades de derecho ofrecen programas de doctorados. La mayoría de ellos son pequeños, muy selectos y de inscripción restringida que permite únicamente el ingreso de uno o dos candidatos por año.

Sin embargo, la solicitud y los requisitos de ingreso para estos programas pueden variar de manera considerable.

Para comenzar, la mayoría, por no decir todos los programas de doctorado, exigen haber concluido los estudios de LL.M. o su equivalente (Máster en Derecho, Máster en Derecho Comparativo o Máster en Jurisprudencia). No obstante, algunas facultades de derecho, sólo permiten el ingreso al programa de doctorado a aquellos candidatos que se hayan matriculado u obtenido el título de LL.M en su propia universidad. En otras palabras, si terminó su maestría en la Facultad de Derecho X, puede que no reúna los requisitos para ingresar en la Facultad de Derecho Y para obtener su doctorado. Se aconseja que aquellos candidatos que estén contemplando obtener un doctorado tengan en cuenta las restricciones que puedan existir cuando tomen la decisión de matricularse en un programa de maestría.

Varios programas de doctorado exigen que antes de solicitar el ingreso en el programa, todo candidato debe obtener la autorización de un miembro de la facultad en la que se indique que el mismo está dispuesto a asesorar al estudiante y a presidir sobre el comité de disertación. Por lo tanto, es sumamente importante que el futuro candidato al doctorado examine con detenimiento los programas disponibles, comparando sus áreas de interés académico con la especialización del cuerpo docente de cada facultad. Para comenzar, el candidato interesado en la investigación y en redactar una disertación deberá tener en cuenta aquellas facultades en las que exista un miembro de la facultad que tenga los mismos o parecidos intereses o especialización. Después de descartar la las universidades que no le convienen, el candidato deberá llevar a cabo tareas de "promocionarse a sí mismo" para encontrar en cada una de las facultades a un profesor que esté dispuesto a apoyar su solicitud o su candidatura doctoral.

Algunos programas de doctorado, una vez hayan aceptado al candidato, exigen que el candidato lleve a cabo tareas escolares adicionales, mientras que otros no lo exigen. El programa de J.S.D. de la Facultad de Derecho de Pittsburgh, por ejemplo, es un título basado en la investigación y no exige que los candidatos realicen tareas escolares adicionales. Otras facultades, como la Universidad de Virginia y de Georgetown, exigen que los candidatos tomen cursos o asistan a talleres para obtener cierta cantidad de horas crédito.

La mayoría de los programas de doctorado, por no decir todos, exigen que los candidatos redacten una disertación que se pueda publicar y que contribuya a la literatura jurídica de manera original e importante con una aportación que sea válida a largo plazo. En la mayoría de los programas, los candidatos deben realizar su investigación bajo la estrecha supervisión de un miembro de la facultad que trabaje jornada completa, lo que se conoce como un "asesor facultativo". Con frecuencia, el asesor facultativo del candidato actúa como presidente del comité de disertación (el comité de disertación, por lo general, consiste en tres o cuatro miembros facultativos). Algunos de los programas de doctorado requieren que los candidatos pasen un "examen oral" formal, administrado por el comité de disertación y que está basado en la disertación del alumno. Otras facultades exigen que los candidatos defiendan públicamente la disertación propuesta, al igual que la disertación en sí. La mayoría de los programas requieren que el candidato concluya su título en el plazo de dos a cinco años, y, dependiendo de los requisitos particulares de la facultad, el primer y segundo año deben realizarse en un internado. Con frecuencia, la matrícula de los años de "internado" está basada en matrícula que se les cobra a los estudiantes matriculados en el programa de LL.M. En algunas escuelas, la matrícula que sigue a los años "de internado" se basa en la "tarifa por crédito de disertación de tiempo completo", la cual es considerablemente menor.

Muy pocas facultades de derecho ofrecen ayuda económica para los estudios de doctorado. Debido a que la ayuda económica es limitada, algunas facultades permiten que los candidatos trabajen jornada parcial o tiempo completo en el recinto universitario o fuera del mismo si demuestran su necesidad de hacerlo. Aquellos candidatos al doctorado que estén preocupados por su situación económica, deberán tener en cuenta la disponibilidad de ayuda económica, de subvenciones y la disponibilidad de trabajo antes de solicitar su ingreso en programas de doctorado específicos.